Sencillo ejercicio de respiración consciente

La respiración consciente es la forma más sencilla de meditación, pero no por ello menos efectiva. Concentrarnos en nuestra respiración nos ayuda a relajar nuestra mente y nuestro cuerpo, y a conectar con el momento presente.

 Un ejemplo de un ejercicio básico de respiración consciente puede ser el siguiente:

  • Ponte en una postura cómoda para ti: sentado en el suelo o en una silla, o tumbado, como te sientas más a gusto.
  • Relaja tu cuerpo y tu mente.
  • Cierra los ojos o puedes dejarlos abiertos, como tú prefieras.
  • Comienza a poner atención a tu respiración.
  • Siente como el aire entra y sale de tu cuerpo. Observa los movimientos de tu cuerpo.
  • Mientras inhalas, siente como el aire entra por tus fosas nasales y llena tus pulmones.
  • Cuando exhalas, pon toda tu atención en sentir como el aire sale de tu cuerpo y vacía tus pulmones.
  • Si te distraes con facilidad, puedes repetir mentalmente “inhalo” mientras inhalas y “exhalo”mientras exhalas. Esto te ayudará a volver a concentrarte en tu respiración. Distraerse es normal, forma parte de la práctica de la meditación.
  • Sigue manteniendo tu atención en la respiración hasta que finalice el ejercicio.

También puedes elegir utilizar otras palabras para mantener tu atención, como por ejemplo: “Inspiro” y “Expiro” o “Dentro” y “Fuera”, “lleno mis pulmones” y “vacío mis pulmones”, las que sean de tu agrado.

Con cada respiración comprobarás cómo tu mente y tu cuerpo se serenan, y como va aumentando tu bienestar.

Concentrarnos en nuestra respiración es una forma de meditación muy sencilla, con la que conectar de forma fácil con nosotros mismos y con el momento presente.

Puedes utilizar este sencillo ejercicio de respiración para relajarte, para aliviar el estrés y la ansiedad, para concentrarte, para entrenar tu mente en la meditación o simplemente por el disfrute de sentirte plenamente vivo.


Si te ha gustado este ejercicio no olvides compartirlo para que más personas puedan disfrutar de él.

Muchas gracias, y hasta pronto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.